Un PISA para la salud


Publicado en: Medicina, Salud | 2 Comentarios

Los sistemas educativos de 80 países del mundo miden su evolución a través  del informe PISA. PISA es una sigla que significa Program for International Student Assessment, y hoy en día es el gold standard para medir resultados en educación. Consiste en una prueba que se administra a alumnos de 15 años, y mide conocimientos en lectura, matemática y ciencias.

Los expertos en educación coinciden en que PISA es una excelente herramienta para entender qué funciona y qué no en las políticas educativas. Permite comparar el desempeño de los países y de las distintas escuelas dentro de cada país, y saber qué impacto tienen los programas implementados.

Yo creo sería excelente tener un PISA para el sector de la salud, que mida la satisfacción y experiencia del paciente comparativa entre los diferentes hospitales y clínicas, y entre los países también.

Por supuesto que organizaciones como la OMS ya registran indicadores fundamentales en la salud en los países – expectativa de vida, mortalidad infantil, incidencia de enfermedades infecciosas y no transmisibles, etc – que sirven para comprar desempeños relativos. Pero yo hablo de una analogía con el PISA porque en este se pregunta directamente a los destinatarios o “clientes”, o sea los alumnos. En el PISA para la salud que yo me imagino, también se preguntaría los clientes – es decir los pacientes – sobre su satisfacción y experiencia al tomar contacto con un sistema de salud. Un ejemplo de la encuesta que podría usarse es este, distribuído por Medicare en USA (con preguntas de tipo: ¿con qué frecuencia le controlaban bien el dolor? ¿con qué frecuencia le escuchaban con atención los doctores?)

El PISA de la salud además se asemejaría al original por otros factores:

- sería una encuesta/prueba diseñada para establecer un ranking,  estadísticamente significativo, en factores clave  que en el caso de la salud son por ejemplo el manejo del dolor, la respuesta a tiempo de las enfermeras y médicos, la adherencia a la medicación, entre otros.

- se administraría de manera periódica para entender las mejoras y retrocesos en el tiempo 

- se aplicaría a todo el espectro de instituciones – públicas, privadas, monovalentes, polivalentes- en todos los países intervinientes

- permitiría hacer un benckmark entre hospitales, con la precaución de filtarlos en grupos con las mismas características (cantidad de camas, tipo de complejidad, etc) para que la comparación sea válida

Como toda herramienta que traduce procesos complejos a datos, debería ser diseñado con cuidado para garantizar la validez de las conclusiones. Pero sin dudas sería un paso adelante en la búsqueda de evidencia objetiva sobre cómo estamos tratando a nuestros pacientes.

2 comentarios

    • Luciano

      Hola Pablo, muchas gracias por el link, muy interesante lo que plantea Juan Gérvas. No lo conocía y voy a investigar su trabajo. Otra voz relevante que plantea el sobretratamiento médico es Atul Gawande, específicamente en USA, en este artículo reciente en el New Yorker:
      http://www.newyorker.com/magazine/2015/05/11/overkill-atul-gawande

      Mi opinión: hay elementos ciertos y otros sobre los que hay que ir con más cuidado. Por ejemplo el tema del lavado de manos: es cierto que con intervenciones a priori sencillas, pero donde hay bajísima adherencia, se podrían salvar muchas vidas.

      En el tema del screening, tipo cáncer de mama por ejemplo, es muy estudiado y está demostrado que los protocolos de mamografías de rutina a partir de los 40 años salvan vidas. El problema es que suman costo, pero eso es otro tema.

      En todo caso, lo que siempre es bueno es empoderar al paciente para que junto a su médico lo pueda evaluar. En eso soy optimista, el grado de conocimiento es cada vez mayor y los temas de prevención (y hasta donde realizarla) son cada vez más discutidos entre médico y paciente.

      Pero sigue siendo cierto que , en 2015, muchísima más gente se muere en el mundo por falta de atención médica que por sobre atención. Así que no debemos perder el foco de las prioridades.

      Gracias de nuevo por el comentario!
      Luciano.

      Responder

Responder a Pablo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


arriba