“Te hacés el millennial y tenés 42″


Publicado en: Otras | 4 Comentarios

Esta respuesta recibí por whatsapp cuando le dije a un colega que estaba trabajando en un nuevo startup y que mi oficina era un escritorio compartido en un coworking. Estuve a punto de mandarlo a la mierda. Tengo la emocionalidad al palo con la adaptación a la nueva etapa, y no me banco ni un poco esa mala onda. Después me contuve y me quedé pensando.

Hay dos partes en este mensaje, las dos interesantes y que reflejan cierta opinión generalizada que no comparto. La primera es su contenido “racional’: la gente cree que los emprendimientos, y en particular las startups exitosas (subrupo de emprendimientos diseñados para escalar rápido y agresivamente) son encaradas solo por pibes sub 25. Error. Mi profesor del MIT Pierre Azoulay llevó adelante un estudio reciente que refuta, con mucha data, ese mito. La cobertura de los medios centrada en el fundador joven, en starups de IT con un foco el consumidor – como redes sociales por ejemplo -  hace que pensemos que todas las startups son fundadas por jóvenes, y no es así. La edad promedio del fundador en los emprendimientos más exitosos es 45 años. Este párrafo sintetiza bien la conclusiones (igual recomiendo mucho leerlo todo):

If you were faced with two entrepreneurs and knew nothing about them besides their age, you would do better, on average, betting on the older one.

El mensaje sobre el millennial que no soy también contiene un aspecto emocional. A buena parte de la sociedad le rompe los esquemas (y las pelotas) ver que alguien se sale de su camino. Estas movidas interpelan, te exponen a tu propia “inercia de la vida”, y te hacen dudar de que no estés vos mismo necesitando un cambio. Ante eso, lo que sale es cagarte de risa del otro que se mueve, minimizarlo, convencerte que “piró” o que está haciendo algo propio de un chico. Un poco de esa mala onda la vas a recibir siempre que no te adaptes y ejerzas a pleno tu libertad. Como antídoto nada mejor que una frase del mochilero más groso del mundo, Juan Pablo Villarino: Viví como si nadie te estuviera mirando.

4 comentarios

  1. Sebastian

    Que bueno hayas vuelto a escribir. Me acuerdo cuando leía tus posts acerca de tu experiencia en MIT y hoy la vida me encuentra en ese mismo lugar cursando mi último semestre.

    Abrazo grande,
    Seba

    Responder
  2. Francisco

    Luciano,

    Un gusto volver a leer tu blog.
    Lo sigo desde que estabas en MIT y yo hacia los cursos online que brindaban para estudiar Electromagnetismo.

    Saludos,

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


arriba