“Satisfacer” al alumno (o al paciente) es la prioridad equivocada


Publicado en: educación, Salud | Dejar un comentario

Ayer leí un muy buen tweetstorm de 7 puntos de Mariano Narodowski, con su crítica al nuevo proyecto de evaluación educativa de la provincia de Buenos Aires:

Mi especialidad no es la educación pero puedo entender perfectamente el punto, porque lo mismo ocurre en medicina. Claro que un hospital debe prestar atención al feedback de sus pacientes. De hecho nosotros hacemos más de 1600 encuestas digitales de satisfacción por mes. Pero este no puede ser el vector determinante para diseñar el tipo de servicio que vamos a ofrecer, porque el paciente, en la gran mayoría de los casos, no sabe evaluar lo que necesita. O mejor dicho puede evaluar aspectos de hotelería, puntualidad, limpieza, que se refieren al “como” recibe la atención. Pero la calidad técnica, el “que”, está por fuera de su capacidad de apreciación. No puede conocer la idoneidad profesional del médico, la rigurosidad de los procesos de asepsia del quirófano, la tecnología, y tantos otros factores clave del outcome de su tratamiento. Al contrario, muchas veces un paciente “satisfecho” en el sentido mercantilista no es el que tiene el mejor resultado médico. Hay estudios que lo comprueban. La salud del paciente depende, en parte, de que haga cosas que no le gustan. 
 
El foco total en la “satisfacción” tiene como resultado una inversión mal enfocada: hospitales que parecen un Four Seasons mientras que la formación continua del profesional es baja y se publica poco y nada. Una educación guiada con este patrón no puede ir bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


arriba