Rosario es un polo de Software Factories


Publicado en: Argentina, Rosario, Tecnología | 1 Comentario

La tercearización de desarrollo de software por parte de empresas del primer mundo en países donde los sueldos de programadores son más bajos es una tendencia que ya tiene varios años. Quizás el pionero en ofrecer servicios de este tipo, conocidos como software factory, fue Infosys en la India. Hoy Infosys es un monstruo de más de 100 mil empleados con oficinas en 22 países. A partir del liderazgo de Infosys se desarrolló una enorme industria de outsourcing de IT en la India, y más tarde en otros países emergentes, entre ellos la Argentina.

Hay mucha demanda por estos servicios por una razón muy simple: la hora de un programador de mediana experiencia cuesta aproximadamente de 70 a 100 dólares la hora en Estados Unidos, miestras que en Argentina se pueden conseguir por menos de 30 dólares, con igual capacitación.

El factory más grande de Argentina es Globant con más de 1000 programadores en su staff, que tiene su sede en Buenos Aires. Pero en las últimas semanas estuve comprobando que Rosario se ha convertido en polo muy importante de servicios de software factory, y con un perfil propio. A diferencia de Globant, las compañías de IT outsourcing en Rosario son más chicas – emplean de 5 a 40 programadores -, tienen precios más bajos y apuntan a otro segmento de cliente. Mientras Globant sirve a líderes como Google con todo menú de lenguajes de programación y perfiles – desde project managers hasta programadores junior -, las empresas Rosarinas se enfocan en ciertos lenguajes y emplean programadores más junior, en proyetos más chicos. Esto les dá una ventaja de precio y flexibilidad que los hace atractivos.

Hablando con la gente de Sesa Select, que se dedican a personal temporal y búsquedas de recursos humanos, me comentaban que a causa de este boom de software factories, en Rosario ya es casi imposible encontrar a un estudiante o graduado de Sistemas o Informática que no tenga trabajo. Pero me decían que una de las deficiencias que encuentran en estos jóvenes es el idioma inglés, del que la mayoría sólo maneja lo básico. Hoy por hoy conocer programación e inglés te conviernte en un recurso súmamente codiciado y bien pago.

Me parece una excelente noticia para Rosario que nos estemos acoplando a la economía global del conocimiento y la información. El próximo paso sería pasar de ser proveedores de servicios a pedido, a generadores de productos de software innovador. Para eso todavía nos falta, no tenemos un ecosistema de emprendedores creativos ni tampoco el acceso a la financiación para soportarlos. Pero la tendencia en cuanto a software factories es un primer paso y una excelente noticia.

1 comentario

  1. Ernesto Kiszkurno

    En varias ciudades Argentinas está pasando lo que describís en Rosario. Córdoba, Neuquén, Mendoza, Tandil por nombrar algunas.

    Hoy tenemos más demanda de profesionales que oferta. Sí, a pesar de la pérdida de competitividad que la industria ha experimentado.

    El problema de esto es que la falta de graduados empieza a reemplazarse por no-graduados y eso, en el largo plazo es malo.

    Es buena noticia que tengamos demanda pero es mala noticia que los jóvenes no se estén inclinando por ese tipo de carreras más duras.

    Saludos!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


arriba