Porter por 30 minutos: Eat your own dog food


Publicado en: Viajes | 1 Comentario

Cuando lo vi a Bishnu, el porter que contratamos para hacer el trek por la región de Annapurna, subirse a la espalda nuestra carga pensé que no terminaba el primer día en pie. O peor, que se nos moría en la montaña.

Sólo un par de horas antes con Euge habíamos depurado nuestras pertenencias, moviendo lo que queríamos llevar a la montaña de nuestras mochilas a un sólo bolso grande, para dejar el resto en el hotel de Pokhara. Así el porter solo tendría un bolso que cargar.

La verdad que lo de depurar es un decir, porque yo decidí llevar el noventa por ciento de mis cosas. Euge puso un poco menos, pero entre los dos sumamos fácil 30 kilos. En el fragor de empaque no pensé mucho en el pobre muchacho que cargaría todo cuesta arriba. O en realidad si lo pensé brevemente, y asumí dos cosas que resultaron no ser ciertas: que el porter sería un Sherpa – etnia conocida por su capacidad de carga y resistencia en la montaña – y que se repartirían la carga entre el porter y el guía.

No sólo que Bishnu era un chico de 18 años bastante flaco y no Sherpa (resultó ser de la etnia Bhrama), sino además en lugar de repartirse el peso nuestro guía le encajó de prepo las bolsas de dormir también.

Sin chistar Bishnu metió nuestro bolso dentro de un saco grande como los que usan para cargar papas, y le pasó una soga en forma de lazo, que después calzó en su cabeza como una vincha. Esta técnica le permitía sujetar en saco en su espalda y hacer fuerza con todo el cuerpo para sostenerlo.

En la primera hora de trekking yo no paré de pensar en el peso que estaba cargando Bishnu por nuestra culpa. Repasaba en mi cabeza que cosas podríamos tirar para aliviarle la cosa. De la ropa podría desprenderme de un polar o alguna remera, pero esto no iba a hacer ninguna diferencia de peso. La netbook o el lente extra de la Nikon sí son más pesados, pero la idea de sacrificarlos en la montaña era demasiado dolorosa.

En una interrupción de mis elucubraciones lo observo a Bishnu, y para mi sorpresa su caminar era rápido, con pasos mas seguros que los mios y sin signos de cansancio. Hasta parecía ir alegre. En un momento le sonó el celular, y el tipo sin dejar de caminar lo sacó de arriba del bolso y atendió. Todo bajo control.

Aun después de ver la relativa facilidad con que Bishnu desarrollaba su tarea yo no podía sacarme de la cabeza que se trataba de un trabajo esclavizante. Definitivamente la vida urbana de Boston no me acostumbró a ver un trabajo tan físico como el de porteadores.

Decidí que la única forma de retomar la tranquilidad era hacer un rato el trabajo de porter yo mismo y experimentar directo sobre mi cuerpo de que se trataba. Así que en uno de los descansos le pedí a Bishnu el bolso. Su cara de sorpresa fue grande, pero al darse cuenta que mi pedido era serio me pasó la carga y me dió instrucciones básicas sobre como manejarlo.

Llevé el cargamento una media hora, por subidas y bajadas, hasta que llegamos a nuestro destino final del día.

Terminé cansado, y es muy probable que si lo hubiera tenido que cargar cinco horas al día mi físico hubiera colapsado. Pero al mismo tiempo me pareció menos pesado que lo que me imaginaba. Concluí que Bishnu no se iba a morir, ni a hacer mal, y que se trataba de un trabajo digno. Me relajé.

En la industria del software se dice que ‘you have to eat your own dog food´, en referencia a que uno tiene que ser usuario de la aplicación que vende vende (y encontrarle valor) antes de querer convencer a otros que la usen. En términos más generales se trata de pregonar lo que uno verdaderamente cree y no ser incoherente vendiendo un producto que uno nunca usaría.

My dog own food en este caso eran los 30 plus kilos de la carga. Después de ser mi propio porter por un rato me sentí mejor y más tranquilo pidiéndole a Bishnu que llevara la carga por nosotros. Me pareció bueno aplicar la técnica del own dog food como un reality check al momento de pedir algo. Ayuda ponerse en el lugar del otro. Igual para el próximo trekking con Euge nos prometimos llevar menos carga a la montaña.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


arriba