Necesitamos arrecifes de corales


Publicado en: Argentina, Empresas, Management | 2 Comentarios

Sunrise on the coral reef, Shark Island lagoon

Darwing escribía en un pasaje muy citado del Origen de las Especies:

It is interesting to contemplate a tangled bank, clothed with many plants of many kinds, with birds singing on the bushes, with various insects flitting about, and with worms crawling through the damp earth, and to reflect that these elaborately constructed forms, so different from each other, and dependent upon each other in so complex a manner, have all been produced by laws acting around us…Thus, from the war of nature, from famine and death, the most exalted object which we are capable of conceiving, namely, the production of higher animals, directly follows. There is grandeur in this view of life…

Los arrecifes de corales son un ejemplo de ecosistema colaborativo, de asombrosa biodiversidad, que llamó mucho la atención de Darwin cuando visitó las islas Keeling a bordo del Beagle. Los organismos del arrecife dependen entre si, y muestran la cara más amable de la selección natural: no se trata de la supervivencia del más apto sino de la colaboración en pos de mejores posibilidades de supervivencia para todos.

Justamente eso es lo que extraña quien empuja proyectos de desarrollo en Argentina. Nos falta ese efecto multiplicador de la colaboración y lo sufrimos en proyectos parados o cancelados. Es demasiado común ver integrantes del sistema con una visión cortoplacista, aversa al riesgo y muy refractaria a la colaboración.

Mi experiencia en 2012 fue frustrante. Dás un pase y te devuelven una baldosa. Permisos municipales que tardan meses (años) recorriendo hacia arriba y abajo la cadena de la burocracia. Créditos bancarios que aún siendo aprobados y subsidiados por el Estado, se traban en su monetización porque los bancos no quieren saber nada de prestar a la producción (si en cambio les encanta el crédito al consumo). O si te prestan es con condiciones de garantía ridículas por lo exigentes. Entidades y cámaras sectoriales a las que les cuesta muchísimo acordar una posición común y defenderla entre todos: cada integrante busca como sacar la pequeña ventaja. Y entre todo esto se nos van días y semanas de negociación e intentos de alineamiento. Un sistema lleno de fricciones.

Con la maraña de regulación e imprevisibilidad que promueve el gobierno, la preocupación empresaria está centrada últimamente en la amenaza del estado hacia la “libre empresa”. Yo creo que es sólo una parte del problema. La otra, y que podríamos mejorar mucho entre los que jugamos “en el mercado”, es decidirnos a un capitalismo serio que no sea sólo competencia.

Todos los integrantes del sector privado podríamos comportarnos como un arrecife de coral, que están rodeados de las condiciones más adversas y sin embargo gracias a la colaboración prosperan. Se requiere mirar un poco más allá de lo que pasa la semana que viene. Desarrollar visiones a 5 o 10 años. There is grandeur in this view of life…¿Será mucho pedir?

2 comentarios

  1. Denunzio Daniel

    Lo que ocurre en nuestro pais es que todavia no podemos acceder a un verdadero capitalismo.
    Mientras sigamos en un sistema denominado P.P.P. Precapitalismo, Populista, Prebendario. No vamos a salir adelante.
    Tengo esperanza en las nuevas generaciones que aporten creatividad y aplicacion del pensamiento lateral para resolver los problemas.

    Responder
  2. Lelio

    Lucho, nunca es mucho pedir! y lo importante es no claudicar aunque parezcan causas perdidas. Grandes cambios fueron hechos por grandes soñadores

    Un abrazo!
    Lelio

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


arriba