La mejor versión de Rosario


Publicado en: Rosario | Dejar un comentario

Rosario está muy golpeada. Ya escribí en este blog que desde que llegamos a la ciudad en 2010 lo que vimos fue mucho retroceso.

Sin embargo este fin de semana experimentamos lo mejor de la ciudad, que da motivo al optimismo. El sábado estuvimos en el Jardín de los Niños, en el Parque de la Independencia. Junto con La Isla de los Inventos y La Granja de la Infancia es parte de lo que se llama Tríptico de la Infancia. Según este sitio:

El Tríptico propone ámbitos de convivencia donde los ciudadanos de todas las edades, formaciones y experiencias sociales puedan convivir y participar de espacios de integración creados con los principios de igualdad de oportunidades y construcción de ciudadanía, considerando a la ciudad de Rosario como un gran escenario de aprendizajes diversos y escuela de la democracia.

Ya conocíamos La Isla y ahora fuimos al Jardín. Nos encantan. Si bien los protagonistas son los chicos, los padres se divierten de igual manera. Los espacios son inteligentes, y aunque en algunos casos se ve falta de mantenimiento, se compensa con la energía creativa que se respira. Hay casi nada de electrónico, los juegos son de materiales simples, todo es para tocar y experimentar. El espacio principal del Jardín está inspirado en la escuela alemana Bauhaus y es un placer jugar entre los iconos del mejor diseño mundial.

Sin título

Y el domingo volvimos al clásico de la calle recreativa. Con Julia instalada en una sillita sobre el cuadro de la bicicleta (las que van atrás son para chicos más grandes) nos fuimos pedaleando desde Oroño y el río hasta el Parque de la Independencia. Es espectacular circular por una de las calles más lindas de la ciudad sin autos, a la par de otras familias, abuelos y chicos, todos con una sonrisa al aire libre.

En ambos casos se logra la magia de que el espacio público se convierta en algo apreciado, propio, donde toda la comunidad de la ciudad interactúa, se divierte y aprende.  El futuro de Rosario va por ese lado. Me queda la linda sensación que lo malo de la ciudad tiene que poder curarse con lo bueno que tenemos. Hay que trabajar para que así sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


arriba