La arquitectura y las ideas


Publicado en: Ideas, Management, MIT | 2 Comentarios

 

Los años de Boston me formaron una máxima fuerte sobre el capital humano, que dice que al juntar gente talentosa y capaz en un mismo lugar ocurren cosas mágicas: nuevas ideas, nuevas empresas, creación cultural, desarrollo, vanguardia. Esta es la alquimia que hace de Boston un lugar tan interesante y estimulante para vivir.

En esta idea no se otorga mucha relevancia al contexto físico que permite que las interconexiones entre la gente ocurran. Se supone que es algo que va a pasar de todas formas, un given en tanto se los reúna en la misma ciudad.

A partir de mi involucramiento en proyectos de arquitectura empecé a repensar este tema. Ahora creo que hay condiciones físicas en las ciudades y en los edificios que juegan un rol clave en facilitar (o complicar) las interacciones.

Respecto al rol de los edificios, es super interesante esta opinión Robert Simha, campus planning officer de MIT hasta el 2000:

The thing which has characterized MIT’s success is a physical environment which does not impair communication and set up arbitrary barriers to it. There are no boundaries, no locked doors, no signs that say this is mine and that is yours. You can wander unfettered from one discipline to another without even knowing you have, and bump into a physicist, then a few feet away bump into a chemist, then a mathematician. The action at MIT occurs in the public ways and intersections, just like in any town. We have seen that areas which are physical cul-de-sacs soon become intellectual cul-de-sacs.

Simha se refiere al edificio principal del MIT, que tiene un pasillo muy largo y amplio (le dicen infinite corridor, foto arriba) que conecta todas las oficinas y aulas, y es un lugar de encuentro espectacular. Un espacio que provoca encuentros espontáneos y es un ‘caldo de cultivo’ de ideas. Otros espacios de MIT son mucho menos amigables, como el original Media Lab (ahora hay uno nuevo que es mejor). Este es también famoso, pero por lo poco funcional, solitario y cerrado. Moraleja: el diseño de espacio importa.

En cuanto a entramado de las ciudades, pasa un poco lo mismo. Hay ciudades chatas, extendidas, donde se usa ante todo el auto como medio de transporte. Otra son compactas, reticulares, con alta densidad de gente por metro cuadrado, donde se camina al trabajo, con mucha acción en los espacios públicos y también en bares o restaurantes. No hace falta decir que en las últimas la ideas van a fluir mejor (por suerte Rosario responde al segundo tipo!).

De lo anterior emerge una guía de acción para aquellos interesados en multiplicar el impacto del capital humano – sea un intendente de una ciudad o un emprendedor o líder de equipo. No basta con atraer talento, hay que darles un ambiente físico que promueva la interacción, el encuentro aleatorio, the cross-pollination. Architecture matters!

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


arriba