Homenaje al Policlínico Ferroviario


Publicado en: Grupo Gamma, Rosario | Dejar un comentario

198059 A

Soy un amante del ferrocarril. Pienso que su destrucción en Argentina es una de las grandes tragedias y significó una gran barrera para el desarrollo federal del país. Ahora el gobierno se acordó del tema, pero es tarde y es muy obvio que se usa con fines electorales de corto plazo (*).

En Rosario la irrupción del tren fue una visagra en la vida económica y también social. Y su ocaso fue una pérdida irreparable. Una de las consecuencias fue el cierre definitivo del Policlínico Ferroviario, inaugurado por Perón a principios de la década del 40. Nuestra empresa lo compró fundido en 2010 y ahora estamos a un año de abrir en su lugar una institución referencial para la salud de la región, que llevará el nombre de Hospital Privado de Rosario. Se reformaron 8 mil metros cuadrados existentes y se agregaron otros 9 mil nuevos. Tiene la arquitectura, la tecnología y los profesionales para brindar una atención de avanzada a la cuidad y su zona.

La semana pasada Santiago Milano me pasó estas foto que su hermano consiguió en el Archivo General de La Nación. No tengo su fecha exacta pero estimo que fueron tomadas circa 1950. Se ve el antiguo edificio que se extiende perpendicular a la calle Pte Roca, y que luego fue complementado por otro paralelo a la calle, que terminó formando una estructura en forma de T. Más abajo están las fotos de sus consultorios.

Mi sensación es, en algún punto, contradictoria. Por un lado fui testigo en 2010, con tristeza, de lo que había quedado del policlínico. Estaba en ruinas cuando lo compramos. Era una postal de la decadencia, mal manejo, falta de proyecto y corrupción que terminó con el ferrocarril.

Pero estar a doce meses de abrirlo otra vez me produce mucho orgullo. Recuperar un espacio que tuvo su momento de gloria en una Argentina diferente me hace pensar que el estado decadente de las cosas puede, paso a paso, con muchísimo laburo, revertirse.

198053 A198052 A

198051 A

(*) Inaugurar en el siglo XXI un tren que tarda 6 horas y media en recorrer 300 kilómetros no tiene explicación lógica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


arriba