Estamos perdiendo un partido global


Publicado en: Argentina, Empresas | 2 Comentarios

No dejo de sorprenderme de la distancia que otros países de Latinoamérica nos sacan en la tarea clave de atraer inversiones y nuevas empresas.

Arriba está la foto de una publicidad de una carilla que el gobierno de Uruguay saca, semana tras semana, en una de las revistas más prestigiosas del mundo como es The Economist. El título es “Now Team Uruguay Can Also Win For You!”. Tomando como analogía la performance de la Celeste en el mundial de Sudáfrica dice que no sólo quieren ganar en fútbol sino también en el mercado global de inversiones:

Now we want to compete for your investments. Team Uruguay offers to bring the same winning spirit and principles that drive our success to enhancing yours.

Mientras, por nuestras tierras los K alientan a la corporación sindical de Moyano e intimidan a la prensa y los empresarios. Con independencia de las ideologías, muchas veces me pregunto que gobierno inteligente del mundo quisiera que los inversores piensen que son anti empresa. Ninguno que esté en sus cabales.

Sin embargo, acá, por ignorancia, cultura de aislamiento o quién sabe bien por qué, nuestro gobierno se empecina en generar incertidumbre para la inversión. Alguién le tendría que decir a Cristina que son las empresas quienes generan la riqueza que paga sueldos, impuestos y todo lo demás.

Uruguay refiere, en su publicidad del Economist, a un sitio web llamado TeamUruguay.com. Ahí se detallan 10 razones por las que el país es una buena alternativa de inversión. En Argentina podríamos empezar con una sola estrategia: construir predecibilidad. Nada complica más a los proyectos de inversión que la incertidumbre que se vive hoy respecto a las reglas de juego. Mientras la cosa siga así los vecinos Uruguay, Brasil y Chile nos van a seguir ganando el partido.

2 comentarios

  1. German

    Hola Luciano,

    esta semana me encontré con un libro en el FNAC de un periodista que ganó un Pulitzer, que habla sobre la “manía” de latinoamérica con el pasado, y analiza el estado de cada país (x lo que pude hojear, se refiere al estado desde el punto de vista de su integración global, o no).

    Me pareció interesantísimo el análisis que hace sobre la UBA (y, en general, sobre todas las universidades argentinas). Dice, resumiendo, que la UBA se niega a ser auditada internacionalmente, y por tanto se automargina del mercado educacional global. Además, comenta que existen tantas trabas legales a que cualquier universidad extranjera (como Harvard) abran una sede en Argentina, que ninguna lo ha hecho (desconozco si esto sigue así ahora mismo).
    Como gota que colma el vaso, dice que mientras en Chile el gobierno paga 2400 becas anuales para que estudiantes vayan a estudiar al extranjero (y vuelvan trayendo esta experiencia al país), en Argentina el gobierno paga solo 60 becas anuales de este tipo. Es decir, una diferencia de 48:1.

    Parece que a los políticos, o al gobierno, les encantan automarginarse del mundo globalizado. Una real lástima, porque hipotecan así el futuro del país y su gente.

    Saludos!

    Germán

    Responder
    • Luciano

      Hola German, si, se perfecto cual es el libro del que hablás: Basta de Historias, de Andrés Oppenheimer. Lo leí y es fundamental para entender por qué la educación en Argentina retrocede año a año en calidad. Sin ir más lejos, según este informe estamos peor que en el 2000 http://www.oecd.org/dataoecd/34/60/46619703.pdf

      Hasta que no tomemos el tema en serio el progreso como país será difícil.

      Saludos!
      Luciano.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


arriba