El futuro del libro


Publicado en: Libros | Dejar un comentario

Papyrus to pixels

The functions previously all wrapped up in publishing are being unbundled, and books are becoming more social. – The Economist

Hubo un momento en que se creyó que la tecnología iba a terminar con el libro físico tal como lo conocemos. Lo que resultó cierto fue que las librerías sufrieron (y cerraron), pero el libro está bien y con un gran futuro. Eso es lo que argumenta este interesante ensayo de la revista The Economist.

Yo personalmente coincido. Me encanta el estado actual de la lectura, y veo con optimismo lo que viene. Nunca me resultó más fácil conseguir el libro de papel que quiero para mi biblioteca (proceso sólo empañado por la imprevisibilidad aduanera argentina). Amazon es por supuesto la opción número uno para libros en inglés. Pero en Argentina todavía tenés una muy saludable oferta de pequeñas librerías de usado. Un caso de desarrollo reciente son lo que llamo “ambulantes digitales”, como Toledo Libros . Es un simple puestito que se mueve por el Parque España en Rosario, pero que está muy bien complementado por su presencia online. Recibe los pedidos por email o Facebook y te entrega los libros a domicilio. En general son libreros jóvenes con excelente uso de redes sociales. Así los algoritmos y el UPS shipping de Amazon tiene reemplazo por el ingenio y pasión del mini emprendedor vernáculo.

En cuanto a la lectura de ebooks, el Kindle es inigualable: un acceso a todos los libros con un click. Inclusive libros argentinos fuera de impresión (último caso que disfruté: La educación de los que influyen). Aunque un amigo me pasó una nota para preocuparse: parece que uno recuerda menos lo que lee en ebooks que en libros de papel. Tiene que ver con el estímulo físico que ocurre con el pasaje de las hojas, que fija mejor en la mente la secuencia de sucesos que se da en la trama.

Pero la tecnología tiene la ventaja de hacer que la lectura se vuelva más social. En Kindle Highlights se pueden compartir tus anotaciones y subrayados (cuando vas leyendo en el Kindle podés ver qué partes llamaron más la atención de otros lectores). Y ahora Amazon compró Goodreads, lo conectó muy amigablemente con el Kindle e hizo que yo migre toda mi colección de Librarything (resta cambiar la columna de mis lecturas a la derecha del blog). En Goodreads veo las recomendaciones y el wish list de mis contactos. Eso me permite investigar géneros que usualmente no leo. Por ejemplo mi amigo Hilario, gran lector de distopia, hizo que tenga arriba en mi lista al fenómeno del self-publishing llamado Wool.

Y a no olvidarse de los audiolibros (que para corredores de largas distancias puede ser una compañía espectacular).

En síntesis: el libro cambió mucho desde Gutenberg pero está más vivo que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


arriba