El futuro del Hospital


Publicado en: Salud | 2 Comentarios

La salud como industria (healthcare) está viviendo su momento de reinvención. En el pasado el sector se las arregló para mantenerse casi aislado mientras internet y la globalización cambiaban el mundo.

Pero parece que ahora nos llegó el turno, finalmente. Envegecimiento poblacional acelerado, estilos de vida sedentarios, prevalencia de enfermedades crónicas y neurodegenerativas, medicina personalizada, avances en el cuidado ambulatorio, digitalización de casi todo, big data para estudios poblacionales, foco en la experiencia del paciente, son grandes tendencias que están cambiando la forma de prestar salud.

Como consecuencia, el hospital está des-integrando sus servicios. Ya no todo ocurre en la gran mole sino que aparecen otros eslabones que se ocupan de partes específicas de la atención médica (lo que Norman llama “unbundling”)

Yo creo que hay dos visiones respecto al rol que jugará el hospital en el futuro.

Para algunos el hospital seguirá siendo el epicentro de la atención médica, aunque ahora agrega una función crítica de coordinación de la actividad que ocurre en lugares geográficos distantes. Es un esquema de anillos concéntricos, donde cada etapa del cuidado ocurre en el lugar donde es más efectivo y eficiente. Un evento cardíaco agudo requiere la complejidad hospitalaria, mientras que una rehabilitación post aguda se hace mejor en un centro optimizado para ese fin. Y en otros casos lo mejor es la internación en el domicilio. Lo poderoso es el sistema, y no las partes aisladas, con todo interconectado por una historia clínica digital. Es una visión donde el cambio es iniciado “desde adentro” ya que nadie está en mejor posición para coordinar una red que el hospital de referencia. (*)

La tesis opuesta dice que el hospital resignará su lugar central. El mundo que viene es el de las healhcare startups, con la misión de disrumpir la forma de brindar salud tal como la conocemos. Se empodera al paciente y se consiguen costos muchísimo más bajos.
En este escenario, aparecen nuevas clínicas monovalentes, independientes del hospital, con ventajas competitivas específicas. Ejemplos: la conveniencia de retail clinics como FastMed o MinuteClinic para cuidados no complejos. Además, una constellación apps de salud van a liberar a los pacientes de la dependencia de un único prestador, y los convertirán en consumidores que eligen en función de la conveniencia, el valor y el precio. Basta chequear el portfolio de aceleradoras como Rock Health, con cientos de startups innovadoras, para entender que se viene algo novedoso. Todo esto ocurre fuera del radar y control hospitalario. (**)

Hay evidencia concreta de que el hospital está en retroceso. En la mayoría de los países se cierran más de los que se inauguran, y la atención se está fragmentando.

Yo visualizo un escenario intermedio. El hospital seguirá siendo indispensable en su triple rol asistencial, educativo y de investigación, pero deberá aggiornarse de forma importante. Su éxito dependerá del grado de integración y coordinación con las nuevas startups y clínicas distribuídas, por medio de una fuerte inversión en tecnología digital y apps. El futuro será de las redes integradas de salud, que posibilitien la atención correcta, en el lugar correcto, al costo más eficiente y con la mejor experiencia para el paciente. El hospital está en una buena posición para liderar este proceso: tiene el capital y conoce la maraña de regulaciones del sector. Pero deberá salir de su zona de confort y comportarse como un venture capitalist, invirtiendo en las tecnologías y formatos del futuro.

(*) Para mayor detalle sobre esta postura, leer The Cleveland Clinic Way.

(**) Este escenario es desarrrollado muy bien en el libro Where does it Hurt: An Entrepreneur´s Guide to Fixing Healthcare.

2 comentarios

  1. Pablo

    Estimado Luciano ¿cuál es la situación de las historias clínicas digitales/electrónicas en Argentina? ¿Es algo que debe resolverse a nivel nacional? ¿podrían existir experiencias subnacionales?
    A simple vista parecería ser una necesidad para generar esta “red interconectada”.

    Responder
    • Luciano

      Totalmente de acuerdo, tener una Historia Clínica Única para todos los prestadores sería un gran avance. Es una iniciativa que tiene que liderar el estado, fijado estándares e incentivos. No necesariamente nacional, puede ser provincial y hasta municipal. Ya que dentro de una misma ciudad sería un avance, no necesitamos empezar con todo el país. La municipalidad de Rosario encargó un estudio, pero nunca se ejecutó. Tengo entendido que la municipalidad de Villa María está avanzada. Para mi vale la pena seguir como lo están resolviendo en USA, con incentivos concretos a los prestadores en lo que se llama “Meaningful use”. Lo podés seguir en este portal: http://www.healthit.gov/

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


arriba