El brutal contraste


Publicado en: Argentina, Cultura | 1 Comentario

Perito Moreno

buera

¡Cuánto quisiera hacer, cuánto hay que hacer por la patria! Pero, ¿cómo? ¿cómo? Tengo 66 años y ni un centavo. ¡Cuánto valen los centavos en estos casos!

Francisco P. Moreno poco antes de morir en 1919, con la sensación de que le restaba aún mucho por hacer.

Desde ayer a la noche recorriendo los centros de evacuados #LaPlata

Debido a un error de mi equipo de comunicación en uno de mis tuits, debo aclarar que llegue hoy a media mañana.

Pablo Buera, Intendente de La Plata, mintiendo en tuiter sobre su verdadero paradero en medio de las inundaciones.

La ocasión de visitar por primera vez, hace unas semanas, la Patagonia austral me llevó a releer los libros sobre su historia escritos por Germán Sopeña. Refrescar la vida y obra del pionero Francisco Moreno me impactó casi tanto como vivir en carne propia la magia de esa geografía inigualable en el mundo.

Al patriotismo, visión de futuro y conocimientos de Moreno le debemos no haber perdido la mitad de nuestro territorio en el laudo arbitral con Chile de 1902. Dice Sopeña que Moreno “se colocó en la línea de los grandes humanistas de todos los tiempos: naturalista, aventurero, científico, geógrafo, escritor, fotógrafo, diplomático, estadista, educador, filántropo”.

Aún con lo notable de sus virtudes, el perito Moreno no fue una anomalía de aquellos años. Hubo una generación dorada de líderes que en la segunda mitad del siglo XIX convirtieron a la Argentina de una nación pobre en una gran promesa de desarrollo y modernidad.

Recorrer esas historias da perpectiva sobre la debacle de nuestro liderazgo actual, nos permite medir la distancia de la caída que sufrimos en 100 años. Bruera y su patética mentira en tuiter expresan un fenómeno generalizado cuyo exponente en la cúspide es el vicepresidente Boudou. Son la contracara de los valores de aquellos visionarios: expresan la falta de ética y de cultura, el cortoplacismo y la corrupción.

Moreno murió pobre y olvidado, habiendo donado a la propiedad pública miles de hectáreas donde se crearía más tarde el parque nacional Nahuel Huapi. Bruera, siguiendo la estirpe política actual, se aferra como puede al cargo de intendente a pesar de su mala praxis. De Boudou mejor no agregar nada.

1 comentario

  1. Edu

    Estar más de acuerdo con tu post creo que sería imposible! La pregunta importante es: como despertamos nuevamente estos valores y cómo hacemos para que primen sobre los “anti valores” actuales? Excelente Post!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


arriba