RAP para mejorar nuestra democracia


Publicado en: Argentina | Dejar un comentario

rap

El viernes pasado fuí a una charla de Alan Clutterbuck en la Kennedy School of Government. Alan nos hablo del trabajo que está haciendo la fundación que preside llamada Red de Acción Política (RAP).  Me pareció un tipo muy inteligente, claro, y que está haciendo cosas muy valiosas para mejorar la calidad de nuestra democracia y de nuestra la política.

Para explicar que es RAP nada mejor que remitirse a lo que dice su website:

RAP (Red de Acción Política) es una fundación plural y apartidaria que promueve la formación y el desarrollo de una mejor dirigencia política a partir de una visión de país, un auténtico espíritu republicano, una vocación de fortalecer el marco institucional y un conjunto de valores, principios y conductas compartidas.
RAP pretende generar un espacio de articulación entre (i) hombres y mujeres que desarrollan una vida política activa y que son invitados a integrarse a la fundación (Políticos RAP); y (ii) ciudadanos e instituciones con vocación de involucrarse en temas relacionados con la cosa pública y hacer un aporte al país desde un ámbito no partidario.

Asi como Endeavor selecciona emprendedores que tienen gran potencial, RAP selecciona políticos indentificados con principios éticos y valores y los ayuda a formarse, perfeccionarse y los acompaña para que desarrollen una labor más efectiva. A diferencia de Endeavor, RAP quiere mantener el bajo perfil y no ser usado como una marca que diferencie a los políticos.

La idea es muy buena, y por suerte la ejecución también parece marchar muy bien. Ya hay 108 políticos RAP seleccionados, y se mantiene un criterio diverso que trata de abarcar a la mayor cantidad de partidos políticos y provincias. Rosario tiene cuatro en la lista, incluído el intendente Miguel Lifschitz. Sin dudas si el gobierno nacional tuviera la calidad y trasparencia del de nuestra municipalidad las cosas estarían mejor (pero este es tema de otro post).

De los temas de la charla, por demás jugosa, hay algunos que me gustaría compartir con ustedes:

Alan dijo que el problema de nuestra democracia es que no tiene una estructura de partidos políticos sólida sino que se trata de movimentismos detrás de líderes (desde Perón pasa esto, no?). En otros países los partidos políticos son la base desde donde se forman los cuadros técnicos, se gestan los programas de gobierno, se ejecuta un fund rasing transparente. En Argentina todo el accionar del político se concentra en ganar elecciones, todas las alianzas son sólo funcionales a este objetivo. Nadie se dedica a planear como gobernar, a formar funcionarios ni alianzas de largo plazo. Una vez electo el político dice: y ahora que carajo hago?

Hablamos de la increíble reacción popular ante la muerte de Alfonsín. Más que una exaltación de las cualidades de Alfonsín lo interpretamos como una reacción a la cultura del enfrentamiento, del no diálogo y la agresión que prima en nuestra política (y por que no en nuestra sociedad toda). La gente no quiere más vivir en estado de enfrentamiento permanente sino ir hacia el objetivo común de progreso como Nación.

Tocamos también el problema de los magrísimos sueldos que ofrecen los cargos públicos. En una actitud bastante populista muchos Argentinos esperan tener políticos de calidad y al mismo tiempo que hagan su trabajo casi gratis. Asi entonces estos incentivos atraen a gente poco profesional que se dedica a la política porque no podría ser exitosos en ningún otro ámbito (y además están dispuestos a “compensar” los bajos sueldos con corrupción).  Los más capaces actúan en la esfera privada dónde van a recibir una retribución más adecuada a sus méritos y formación. Alan lo sintentizó más o menos de esta forma: la democracia no es gratis sino que cuesta mucha plata y los Argentinos tienen que decirse si están dispuestos a pagar por ella lo que vale. Concuerdo cien por ciento.

Alan comentó que RAP organiza viajes para que sus políticos conozcan como se gestiona y se manejan los partidos en naciones desarrolladas, por ejemplo España. Es una de las actividades de mayor impacto porque los políticos vuelven con otra mentalidad, con la certeza de que otra realidad es posible. Puedo entender muy fácil por qué esto es así. Viajar y conocer otras realidades y culturas abre la cabeza como pocas cosas. RAP trabaja para que nunca más ocurra que el primer viaje al exterior de la vida de nuestro presidente sea después de ser electo (como ocurrió con Kirchner).

En definitiva, gran trabajo de la fundación RAP y de Alan. Ver a gente haciendo estas cosas me dan ánimo para volver al país y colaborar desde mi lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


arriba